martes, 10 de octubre de 2017

Últimas noticias: He declarado la independencia de mi torre





He declarado la independencia de mi torre (antes situada en Híjar -Estado Español-)

Hemos firmado la declaración mi tortuga, mi perra, tres gallos y diez gallinas.

Queremos democracia y acceso directo al río Martín (o a una mala al ador pa poder regar). Hemos perdido la confianza mutua con el estado. 

Somos un pueblo pacífico. Tenemos la urna que no nos han podido confiscar y dos tarros de paté de cerdo para pasar la semana. 

Reclamamos la mediación urgente de la UE. 

Mi padre se está manifestando con una bandera de España en la puerta y ha declarado a la prensa que, si no acaba este proceso en breve va a reunir a su consejo de dirección y se va a llevar la huerta a las Val de Muzas. 

Hay dos gallos y una gallina que los he tenido que encerrar porque me exigen que pase la declaración por el Parlamento. Me han atacado violentamente. Hay más de dos millones de heridos si contamos moscas, mosquitos, hormigas, la rabosa que veranea y la paniquesa. La prensa internacional está recogiendo a través de las redes estas actitudes fascistas. 

Tenemos miedo, pero no hay marcha atrás. Nuestra idea de los "paisus" nos obliga a reclamar a su vez el huerto de al lado porque en el mío no se crían mengranas. Es una reclamación lógica, basada en la historia y el derecho según nuestra propia Ley del Referéndum. 

- Nos obliga a no ceder- ha manifestado mi perrica, de las candidaturas de unidad popular. 

La tengo revuelta, me da cosa recogerle la caca por si la revuelvo demasiado. 

El sindicato de gallinas no quiso retirar la urna. Espero que no les causen muchos problemas. 

- Solo cumplíamos órdenes-

Si la sede del huerto se va a España no sé cómo nos la vamos a apañar. Pedimos, exigimos a la UE que hable con mi padre. Sólo me queda el garrón del pernil. Si esto sigue así va a haber una crisis alimentaria. 



La portavoz de la CUP después de sus agrias declaraciones


martes, 3 de octubre de 2017

Por ti




Si por ti fuera
y las hojas al caer
supieran
cómo viendo el campo yermo
deben ansiadas primaveras

si por ti fuera
y yo
como un hurón
en su madriguera

si por mi fuera

escribiera versos de sábanas blancas
ardiendo tenues en la paramera

.

lunes, 2 de octubre de 2017

Mi querida España

Apuntes y crónica:

"Si suponemos que la izqda tiene que estar con los perseguidos y atemorizados está claro a quién debe proteger de la xenofobia catalanista"
 
"Los Mossos son tan buena gente que le echan el marrón al resto para no tener que hacer lo que a ellos tanto les gusta. Que peguen ellos, puñalada -Trapera-"
 
"Después del día de circo -referendista- en  hoy madrugamos, es lunes y los currelas trabajan. Se me ha independizado el mal de cabeza..."
 
 
 
Última hora:
 
"Ha dicho Puigdemont que si sólo votaste tres o cuatro veces ayer que le puedes mandar una papeleta o servilleta con el Si, que lo contará..."
 
 
 
 
 
 
 
 

jueves, 28 de septiembre de 2017

Agora x l´aragonés


Muitas presonas, dende a suya asoziazión u o suyo negozio quereban foter un firme empentón a la sozializazión de l'Aragonés: un empentón que caleba fer-lo  en un solo sentíu,. que caleba fer-lo de vez, e que caleba fer-lo ya, dende AgoRA! 
 
agoramenu4
As asoziazions fan una faina importán en a pervivenzia de l'aragonés. Grazias a o quefer de presonas voluntarias, e grazias a presonas sozias que finanzian con a suya cuota a ixas asoziazions. 
agoramenu2
"AgoRA x l'ARAGONÉS" ye, entre atras cosas, una ferramienta que mete o Departamento de Educazión, Cultura y Esporte, dende a Direczión Cheneral de Politica Lingüistica,  "en mans d'as asoziazions, pa avanzar en a sozializazión, con a colaborazión de @s suy@s sozi@s, e también de negozios, insitituzions, asoziazions que ya amanexen en a web, en o mapa http://www.lenguasdearagon.org/agora-por-laragones/#mapa
 
A tuya partizipazión, también particularmén, ye muito importán, ye fázil, e te fa benefizios a tu e a l'aragonés:
agoramenu3
agoracarnet
-> rezibirás o carnet, e podrás fer-lo servir en o rete de colaboradors  http://www.lenguasdearagon.org/agora-por-laragones/#mapa con os benefizios que ufren a las presonas que lo portan.
agoramenu6mapa
-> podrás aczeder a un apredizache no formal d'a lengua aragonesa, a traviés d'as presonas que faigan de "mentors".
agoramenufete
-> si charras aragonés, e te peta, puedes estar "Mentor":  http://www.lenguasdearagon.org/agora-por-laragones/#fetementor  
 
Tiens tota a informazión en a pachina web, e también en a tuya asoziazión.T'asperamos. Un abrazo.

martes, 26 de septiembre de 2017

lunes, 18 de septiembre de 2017

Y en Pina me helaba

Silogismos de la era de Internet.

Ernesto Jartillo, relajado, con sus zapatillas de andar por casa y su vaso de leche caliente con miel, se dispone a hacer una búsqueda por "el interné".

Hoy en día hay una consideración común del pueblo llano que dice que todo lo sabe interné. -Búscalo en el interné que saldrá-

Al profesor Jartillo le habían recordado una jota popular de la ribera del Ebro. Pero sólo recordaba dos versos:

"En Quinto tenía frío...
y en Pina me helaba"

-Búscalo en el interné-

Pero en el interné no salía. No salía la jota.


Jartillo paró un día a tomar un café en el Nirvana, que no es lo de los budistas, que es un bar de Quinto.

Buscó a dos señores que bebían vino y parecía que venían de la huerta.

Les preguntó la jota... y se la sabían.

Ergo;  cualquier señor de Quinto sabe más que el interné...


jueves, 14 de septiembre de 2017

La Puerta de los Vientos 2017







IX EDICION RECITAL POETICO “LA PUERTA DE LOS VIENTOS”
Sábado 16 de septiembre, 2017
18,30 horas
Espacio Escénico (Escuelas, 10)  ANDORRA


Desde la  asociación cultural “La Masadica Roya”, os hacemos partícipes de la IX Edición de “La Puerta de los Vientos”, que se celebrará el día 16 de septiembre, a las 18,30 horas en el Espacio Escénico de la Casa de Cultura de Andorra (Teruel).
En esta ocasión,  contamos de nuevo con la presencia de poetas y poetisas locales, que compartirán desde el escenario la sensibilidad de sus letras y la pasión por una poesía sencilla y diáfana. En la parte musical se contará con la presencia de la Orquestina Rondadora , agrupación de la Escuela de Música de Andorra. Este año queremos hacer un humilde y merecido reconocimiento a la figura de Luis Felipe Alegre, el “Juglar de las Palabras”, persona con una dilatada trayectoria  en la narración y la declamación,  fundador de “El Silbo Vulnerado” y siempre vinculado a la poesía. También tendremos un emocionado recuerdo por el centenario de Gloria Fuertes.
Desde “La Masadica Roya”, organizadora del evento, deseamos constatar que esta IX edición, al igual que las anteriores, ha podido completarse el programa gracias a la inestimable y altruista colaboración de distintas personas, que ven en la poesía un medio de expresión y de vinculación con un territorio y sus gentes, una idea de desarrollo cultural comunitario. Todas ellas aparecen referenciadas en el tríptico que os adjuntamos.
Esperamos sea de vuestro interés para poder acudir y disfrutar del acto, y aprovechamos para agradeceros de antemano la valiosa tarea informativa que realizáis, difundiendo eventos como este que son, en nuestra opinión, germen para el desarrollo sociocultural de este territorio.

Recibid un afectuoso saludo:


Asociación Cultural “La Masadica Roya”

miércoles, 6 de septiembre de 2017

Quemar las banderas




Si no quieres que quemen tu bandera,no quemes la de los demás.Si no quieres que piten tu himno,no pites el de los demás...

Si no quieres que jodan tus fronteras no quieras apropiarte el 10% de la de los demás. La frontera no se toca.... ¿o quieres que toquemos la tuya?

Quema las banderas. Piensa en los ciudadanos y no argumentes con los argumentos de los demás, que son los tuyos y todos erróneos

Quema las banderas.

¿Qué clase de izquierdista eres reclamando naciones?

¿No quieres que te adoctrinen?No adoctrines¡. Tu adoctrinamiento recuerda tiempos pasados. Y 40 años de adoctrinamiento produce monstruos...

Los suyos.

Y ahora....

Los tuyos.



Víctor Guiu en "Poesía para soñar 2017"

http://somosartezar.wixsite.com/poesiaparasonar2017








Allí estaremos, el sábado 16 de Septiembre



sábado 16
recital en aragonés
Emilio Gastón, Oscar Latas,María Pilar Benitez, Alberto García y Victor Guíu
dentro de las actividades de la II jornadas aragón/occitania
Plaza San Bruno
19:00 horas




Aquí, la programación al completo. No os lo perdáis

http://somosartezar.wixsite.com/poesiaparasonar2017/programacion

martes, 5 de septiembre de 2017

Retos

Los días de sol son propicios para marcarse retos.

Con tres cifras en la báscula los restos se hacen, más que difíciles, pesados (nunca mejor dicho) y vagos.

Llegar lejos no es llegar al más allá. Es llegar sólo donde creías ayer que no llegabas.

Llegar cerca es abrazar los vientos de lo que quizás no lleguemos nunca a volver a abrazar.

Yo sólo voy con algún verso en el botellín. Y apremio a mi dicha no haber hecho lo que tuviese que haber hecho ayer.

A pesar de todo bajo de la bici e intento volver.

Y como eso no es posible me monto y llego a alguna parte, donde me dijo mi cabeza, ayer mismo, que quizás nunca llegara.




 
 

Los caminos del aborigen

Los Caminos Del Aborigen. Def by El Mestizo on Scribd

miércoles, 30 de agosto de 2017

El relato de verano de Víctor Manuel Guíu Aguilar: ‘Jesús’

El relato de verano de Víctor Manuel Guíu Aguilar: ‘Jesús’




Por Víctor Manuel Guíu Aguilar*
Me acuerdo perfectamente de cuando Jesús entró en nuestras vidas.
 
Era la 15ª etapa del Tour de Francia de 1994. Un gigantón de un metro y noventa y tres centímetros, arrastrando sus noventa kilos de peso, se retorcía como una enorme lagartija, a casi cuarenta grados, por las rampas del Mont Ventoux.
 
Yo era un niño amante del ciclismo y de los bocadillos. Corría lo que podía en un equipo ciclista de categoría infantil. Rodaba bien, pero cualquier cuesta de polígono industrial donde competíamos se me hacía larga para mi peso. Como decían las abuelas de aquel entonces, más resabiadas y menos modernas que las de ahora “era un crío de hueso ancho”.
 
Para un niño gordito como yo era un espectáculo emocionante ver a Eros Poli culminar la cima del coloso del Macizo Central. Nadie daba un duro por él pero ganó después de ciento setenta kilómetros escapado.  Aquel día quise ser ciclista para siempre. Salí al padre, así que pronto me incrustaron cerca de una barra y los sueños cambiaron por otros hasta perderlos todos un poco antes de la treintena.
 
Pues bien, como os contaba. Aquel día conocí a Jesús.
 
Los calurosos veranos los pasábamos con los abuelos y con mi madre en el altiplano. Huíamos del calor insoportable de la ciudad y descubríamos la libertad con nuestras bicis. Un pueblo eterno, condenado al olvido, que resucitaba cual ave fénix los meses de verano. La explanada de la puerta de la iglesia, que contaba con poco más que un columpio y dos bancos oxidados, se llenaba de bicicletas. Algo así como una alucinación que, pasadas las fiestas de verano, a final del agosto, se tornaba a su hueco silencio hasta el verano siguiente.
 
Mis abuelos todavía vivían en el pueblo. Mi madre y mis tías habían “repartido” y visto que la casa se caía a pedazos, decidieron meter el poco dinero que tenían en arreglarla para hacernos felices y no romper del todo con su infancia.
 
Jesús llegó, como contaba, mientras Eros Poli se retorcía en las rampas de la montaña del viento. Antiguo conocido de mi abuelo le invitó, sacaron café y pastas y, en una servilleta, al mejor estilo español, sellaron el trato.
 
Poco a poco, con el paso de los días, Jesús se fue haciendo uno más de la familia. A los niños nos encantaba. Era capaz de coger su bici y hacer carreras con nosotros en las tardes de más calor, o contarnos chistes verdes e historias de juventud de la familia mientras nos ofrecía un cigarro al resguardo de la hormigonera.
 
Al año siguiente Jesús todavía estaba allí, paso a paso, subiendo su particular puerto. Parecía que le llevaba media vida a un pelotón que, misteriosamente, con estas cosas que pasan cuando “el roce hace el cariño”, permitía esa escapada como quien no quiere llegar a la meta.
 
Jesús era un especialista en paellas. Las sabía hacer de todas clases. Conocía los trucos sencillos de los valencianos y podía conocer el origen del maestro paellero con probar sólo una cucharada. Los domingos, como es natural, es día de paella. Mi madre y mis tías preparaban los roscos y los ingredientes con mimo y, acompañadas de un buen vermú, se pasaban media mañana, con misa y responso incluidos, hasta que aquello empezaba a sudar. Jesús, con sus horarios leoninos, se acostumbró a trabajar las mañanas de domingo. Podríase decir que sin él la paella no estaba del todo terminada.
 
A los cuatro años de empezar la obra el ritmo se ralentizó. La ocasión lo merecía. Con el nuevo acomodo en el pueblo de mis abuelos (dijeron que no volvían a la ciudad ni para ir al médico) mi madre y mis tías aprovechaban para festejar comuniones y cenas de gala familiares en la casa del altiplano. Creo que fué cuando por fin se enchufó la caldera. “Todo un honor, me permitirán”, dijo Jesús, que siempre iba manchado como un eremita copto. Con tanto festejo al pobre no lo dejaban trabajar.
 
En los primeros tours del siglo XXI, cuando a mí ya me había dado por la barra, parecía que el ciclismo ya no era el de antes. Un americano con cara de mala hostia se los llevaba de calle y todos rezábamos por dentro para que nunca llegara a ganar un sexto, lo cual implicaba joder la memoria del gran Miguelón.
 
Parecía que la ventaja de nuestro albañil escapado iba dejando que desear y la duda del dopaje rondaba por la cabeza senil de mis abuelos. En esto que, circunstancias de la vida, el yayo murió un buen día de agosto, fiel a su estilo, sin mucha palabrería y una media sonrisa en la boca como diciendo “al menos os he jodido bien las fiestas”.
 
En un pueblo del altiplano, donde es difícil aguantar a un alguacil aún con la perlita de “damos casa y curro, chévere, vente cuando quieras con tus criaturas”; sucedió un imprevisto. El alguacil no estaba, ni se le esperaba, y le pidieron a Jesús, que era como de la familia, que cerrase el hueco del nicho. Jesús, apenado por la muerte del abuelo, con el que siempre hizo muy buenas migas, se puso a ello.  A los tres años murió la abuela, en idénticas circunstancias y Jesús por fin pudo decir que acabó una obra, el cierre del nicho del abuelo, que aún andaba apuntalado y con el nombre escrito con un clarión  ennegrecido.
 
La muerte de los abuelos deshizo un poco la familia, una tradición española de la cual no podemos renegar. Que si uno se queda con el piso, que si otro con la casa, que si tu bancal es mejor que el mío. Para nada sirvió la “repartición” del año que llegó Jesús, del año 0 de esta historia. Así que, entre “riñas y riños” anduvimos un buen tiempo, dejando el pueblo un poco de lado.
 
“Ya lo cuidará el Jesús”, renegaba mi padre, si no acaba antes la obra, claro.
 
El año que Carlos Sastre ganó el Tour nació mi hijo Manuel.  Mi mujer conocía el pueblo y nuestra casa. Una de mis tías, la más protestona, había sufrido un accidente y estaba más muerta que viva. Mi madre, que a sus setenta años seguía hasta los cojones de mi padre, se largó la primavera al pueblo, a comprar tabaco, y allí se quedó.
 
Se encontró la casa impecable. Sabía que algunos de mis primos iban de vez en cuando y, por supuesto, allí que estaba trabajando Jesús, algo más cargado de arrugas y con las manos más finas que un notario del Paseo Independencia.
 
La decisión de mi madre fue lo mejor que nos pudo pasar. Por fin volvíamos al pueblo y nuestros hijos y sobrinos podían vivir las aventuras que vivimos nosotros de niños. Bicis por el suelo. Cigarros a escondidas. Ir a coger ranas… Pronto descubrimos que, a pesar de la libertad con la que contaban los críos, la esclavitud del youtuber hacía que prefiriesen ver bicis por el suelo y ranas en los vídeos que inventar sus propias aventuras. Ningún sobrino ni, por supuesto, ninguno de mis hijos (como Contador, yo tenía mis tres tours –y digo bien-) hacía mucho caso de las historias de Jesús, aquellas que nos contaba en el tedioso sol de agosto o en la penumbra de la bodega del abuelo, donde acostumbraba a trabajar la mayor parte de los días.
 
El año que un keniata ganó por cuarta vez el Tour mi mujer y yo hicimos un viaje por Italia. En el altiplano quedaron nuestros niños, con sus primos y mi madre. Todo para ellos eran bicis, mañanas durmiendo y tardes de fresca en la portada de la Iglesia, al rebufo del wifi del ayuntamiento.
 
Mi mujer y yo visitábamos Verona y paramos en un bar de vinos a remojar una mañana para nosotros solos. Un señor de casi dos metros nos atendió detrás de la barra con una sonrisa pícara, casi épica. El mismísimo Eros Poli nos estaba sirviendo un vino.
 
No pude esperar mucho sin llamar a mi madre. “Mamá, no te lo vas a creer, estoy en Verona con Eros Poli”. Mi madre, antes de pasarme a los críos para ver cómo estaban me contestó, entre triste y agobiada: “Hijo mío, Jesús se acaba de marchar. La obra está acabada, ya podemos descansar”.
 
 
 
 
*Víctor Manuel Guíu Aguilar: “De entre todas las cosas que uno hace mal, la peor siempre está por llegar.  Mientras cada cual espera su hora, cualquier chorrada se hace gigante, cualquier cosa importante se vuelve chorrada. Entre tanto, uno espera defraudar lo máximo posible a su ego, imposibles citas absurdas de cuando quisimos ser los mejores.”  ‘sociologiagrotesca.blogspot.com.es’

sábado, 12 de agosto de 2017

Mario Hinojosa: “En El espejo de tinta toman parte múltiples voces, inquietudes y sensibilidades”

Fuente: http://diariodeteruel.es/2017/08/02/mario-hinojosa-espejo-tinta-toman-parte-multiples-voces-inquietudes-sensibilidades/



Mario Hinojosa es un apasionado de la provincia de Teruel. Un lugar al que llegó para estudiar Humanidades y donde comenzó a plasmar en papel sus inquietudes literarias. Sus primeras creaciones poéticas fueron versos para un grupo de rock, pero pronto comenzó a elaborar poemas y relatos para diferentes concursos, hasta que en 2012 ganó el certamen Amantes de Teruel de Poesía. En el año 2009 publicó su primer libro de poemas, titulado Báratro, al que siguió Pulgas domésticas en 2014 y Segunda Regional en 2015. Este verano se ha encargado de coordinar El espejo de tinta, la nueva sección
– ¿Cómo surge la idea de El espejo de tinta, la nueva sección dedicada a los relatos de verano de DIARIO DE TERUEL?
– Hace tiempo que le daba vueltas a la idea de que un diario tiene que tener una parte cultural potente y, hablando con una de las redactoras de DIARIO DE TERUEL, Cruz Aguilar, llegamos a la conclusión que agosto era un buen momento para sacar las creaciones literarias. Una forma de que los que tuvieran algo que decir lo hicieran a través de un relato, que es un formato fresco, agradable. También buscamos que fuera caleidoscópico, que participaran múltiples voces, inquietudes y sensibilidades. La idea surgió una mañana en los archivos de DIARIO DE TERUEL, nos pusimos en marcha a trabajar y enseguida se ha visto materializado.
– ¿Qué tipos de relato se van a publicar?
– De todo tipo porque queríamos que fuera algo amplio, con todas las visiones posibles y de temática libre, sin cortapisa, sin trabas, solo teniendo en cuenta unas mínimas cuestiones de calidad.
– ¿Cómo se han seleccionado a los autores?
– Dentro de los autores que tiene la provincia o los que están vinculados a la provincia se ha hecho una selección de los que tienen más proyección o trayectoria ya consagrada.
– ¿Se trata de autores veteranos?
– No, hay chicos muy jóvenes que están despuntando ya, como María Benítez, Héctor Montón o Dalila Eslava, que están estudiando pero a la vez tienen unos trabajos de mucha calidad. Se ha buscado que todo el mundo tuviera cabida, desde los más jóvenes a los más veteranos, que sirviera como proyección para futuras generaciones que en El espejo de tinta tienen una plataforma para dar sus primeros pasos.
– Junto a esos autores noveles hay otros más conocidos ¿no ?
– Sí, por ejemplo Juan Villalba, que es un personaje consolidado y con mucha obra, o Rafael Esteban que tenía una sección en el diario incluso, también Elifio Feliz de Vargas… Algunos de ellos están muy vinculados al propio diario como Toni Losantos, que coordinó un suplemento de literatura. DIARIO DE TERUEL siempre ha sido el lugar donde la cultura ha tenido una ventana y muchos de ellos han fogueado en las líneas del propio periódico y a algunos les hace una especial ilusión publicar ahora sus propias creaciones. Hay autores de toda la provincia, no se queda solo en Teruel, por ejemplo del Bajo Aragón contaremos con Víctor Guíu o José Manuel de Gracia, entre otros.
– Es una buena oportunidad para los autores turolenses, ¿no es así?
– Es fundamental, cuando llegue aquí era muy complejo publicar, mandaba cosas a diferentes sitios pero era complicado. Por eso, ofrecer una plataforma de estas características supone un estímulo que los que están empezando van a recordar toda su vida, que DIARIO DE TERUEL apueste por todos ellos es muy importante, al menos eso es lo que nos transmiten, supone un reto y un desafío porque los mínimos de calidad deben de estar ahí, forzarse a eso es un estímulo.
– ¿Saldrá un relato de un autor distinto cada día?
– Sí, haciendo la selección hemos visto que hay mucha calidad y también muchos autores, hay pocos días para la infinidad de creadores que tiene la provincia.
– ¿Cómo se han realizado las ilustraciones?
– Algunos de ellos van con fotografías o montajes de los propios autores y otros con ilustraciones inspiradas en los relatos, para ello hemos contado con gente de Teruel como Iker Mateo, un dibujante muy joven.
– ¿Va a tener continuidad?
– Es una de las cosas que nos planteamos. Tener una ventanilla a la creación es muy importante y es algo que en la prensa escrita se está perdiendo. Se hacen reseñas en diferentes suplementos, pero el tema de la creación es algo marginal, sería estupendo que tuviera continuidad anual porque además esos autores van a contar cosas que nos pueden interesar a los turolenses. Por otra parte, al diario le sirve para tener en cartera a gente que escribe bien y que puede contar cosas interesantes. Todos los periódicos deberían mantener a lo largo de laño una sección de creación. Sería fantástico que DIARIO DE TERUEL tuviera esa ventana, como impulsor de noticias y de cultura que es.

jueves, 10 de agosto de 2017

Veranos

Noviercas se desparrama con el cierzo entre campos recién segados. La explanada de la Iglesia se llena de niños. Sus bicis aparcadas de cualquier manera en las aceras por donde los coches piden permiso a los niños para circular.

Septiembre llegará pronto.

Las bicis volverán a las falsas. Los viejos al hogar y a las prontas calefacciones del Octubre.

Los pueblos morirán y esperarán sentados, como esperan los abuelos los finales, en hueco silencio, a la próxima estación redentora.

Noviercas, como el resto de la España vaciada, despierta siempre aunque esté dormida. Esos meses que miran desde la ventana como un candil encendido que no llega a apagarse.

Mientras los niños sueñen con jugar entre arboledas y teleclubs habrá entretiempo para pensar qué hacemos con nosotros mismos.





domingo, 6 de agosto de 2017

El gigante que conquistó el monte del viento

De cómo un recuerdo de niño, una etapa épica, junto con unas cuantas anécdotas, se convierten en cuento....

Próximamente........





domingo, 23 de julio de 2017

Por supuesto, NO rotundo al pseudoreferendum catalán

No sabía muy bien cómo empezar este texto corto y pretendo, conciso.

Quizás un título más sugerente hubiese sido "La izquierda y el referéndum", pero acostumbrado a dar palos siempre donde no debo, lo personalizo un poco... mejor así.

En este país, país de países, nación de naciones, estado plurinacional, estado central o central zurdo (ya es complicado con tanta metáfora centrarse hasta en el nombre) llamado España nos parecemos todos mucho más de lo que nos parece. Y eso ya lo hemos dicho alguna que otra vez por estas ventanas, así que no volveremos a insistir mucho. Si recuerdan, siempre he sostenido que un Español (viva en Andalucía, Cataluña o Estercuel) se parece más por lo español que por ideología. Y eso, por mucho que en ciertas partes de Cataluña puedas ir más tranquilo con una camiseta de Noruega, Rusia o Madagascar que con la de España, que ya manda huevos.

Ahora cierto sector del catalanismo se ha echao la manta a la cabeza y van a por todas con la convocatoria de un referéndum.Un referéndum organizado sólo por aquellos que apuestan por irse de casa, con una consistente propaganda solo de parte, utilizando todos los medios públicos a su alcance, sin capacidad de respuesta por los "otros" o "aquellos" y con muchos clarooscuros detrás. Referéndum pues como excusa para hacer lo que quieren hacer con o sin referéndum, al unísono. Intentan imponer, como llevan décadas, una visión nostálgica de un pasado glorioso, unida a un victimismo atroz que a algunos vecinos nos da mucho por el saco.

El victimismo catalán, como cualquier victimismo nacionalista, necesita a un "opresor" que les robe, les quite o les imponga. Si repasan ustedes las inversiones públicas en Cataluña en el último siglo y medio y la comparan con cualquier otra región, país, estado plurinacional, etc... podrán llegar a sus conclusiones propias.

Por otra parte, como aragonés, no puedo dejar de fijarme en el programa velado que hay detrás de estas proclamas pancatalanistas de todos partidos catalanistas (sean independentistas o no). Un programa velado basado en el nacionalismo lingüístico que, entre otras virtudes, desea y trabaja en reunificar todos los territorios de habla catalana. Algo así como lo que pretendía un señor con bigote con los territorios de habla alemana de toda Europa, por hacer una comparación más que odiosa. Y por supuesto, para llegar a conseguir estos programas, llevan años subvencionando y trabajandose el territorio con proyectos culturales y lingüísticos que esconden detrás su política expansionista. Y muchas veces, como promotores de estas infamias, intelectuales charnegos que muestran un resquemor ingenuo contra el lugar que los vio nacer. Sólo tienen que darse una vuelta por ciertos materiales supuestamente culturales y lo que esconden detrás. Normal que, aunque no tengan razón, haya sectores en ciertos pueblos que renieguen de llamar "catalán" a su lengua, por muy catalana que sea, aunque eso difícilmente lo veremos en ningún estudio sociológico.

La revisión y reinvención de la Historia daría para una enciclopedia.

Me da mucha lástima que ciertos colectivos aragoneses no pongan su foco en ese importante aspecto, pues la Generalitat lleva años trabajando en ese convencimiento y, en un acto que podríamos llamar "imperialista" (aunque ellos sólo utilizan esas palabras gruesas para los españoles), quieren anexionar una parte de Aragón a su "procés".

Cualquier argumento que utiliza el independentismo catalán contra España es el mismo que un ultranacionalista español utiliza para perpetuar su patria. Y en todo caso son argumentos manejables, manipulables y con poca sustancia científica que lo demuestre. Eso sí, algo tiene que ver el sentimiento españolista con la educación del s.XIX y XX o el independentismo catalán con la educación de la democracia española. Igual de manipulador, en todo caso, uno u otro.

Todos los nacionalismos vienen de las ideas liberales del s.XIX. Todos los nacionalismo necesitan una lengua, un ejército, una religión, una visión monolítica que debe de chocar, las más de las veces, con los "otros". Así que, lo mismo que inventamos el "nosotros", debemos de construir el "otros".

A mí se me caen los huevos al suelo cuando los sectores indepen catalanes mentan a Franco como una de las causas de su afán de independencia, como si el resto de España, pues ellos son España y como españoles se comportan (solo hace falta verlos y oirlos), se hubiesen bañado en ríos de leche y miel en determinadas épocas históricas.

Construyen sus héroes (alguno de dudosa reputación como cierto president de Generalitat de los años 30 o de los años 80) y generan sus odios. Y sí, hay que decirlo, odian, odian tanto que se retroalimentan con nacionalistas de sus "otros".

Y aquí estamos, en esta España de risa donde la izquierda ha decidido que en su "discurso monolítico" si estás en contra de gilipolleces del calibre del "procés" catalán te tachan de españolazo, facha y algunos adjetivos más.  Pues yo soy concejal de GANAR HÍJAR, que es como no ser nada pero, considerándome de izquierdas (o lo que sea eso) pienso que, una vez más, la progreintelectualidad de izquierdas, tan dada al buenismo y a la payasada bienpensante, debería reconsiderar ciertas posturas.

O no, pueden seguir cogiéndosela con papel de fumar, claro. Allá cada cual.


Víctor Guiu, concejal de Ganar Híjar





martes, 11 de julio de 2017

Enta o norte

E remerando
asperas brilar
en as guembras
nueis en plegar


Fren a fren a mil deseyos
deseparan perén un mar
ent´a oeste l,infinito
dica o norte lo fogar.

D´ixos suenios d´una infancia
que tenió presen o sol
que cremaba por aintro
a nuestra satisfazión.


Un desierto como siña
sin de bier patrias ni penar
en ixe inte ruxia o zielo
que mos afagará a o compás.

Un compás que mos chemeca
que nunca no prexinarás
redolau igual que esclavos
por un sieglo perdonarás.

Boi a o fundo mai mía
entre l´augua trobarás
que dunda bi habrá ixe día
cuan s´amorta la berdá.


(Víctor Guiu, versión en aragonés) 



sábado, 17 de junio de 2017

Sus caras

Cuentan que cuando ves sus caras por primera vez, es difícil olvidar que fuimos lo que ahora no somos.

Aunque bien es cierto que algunos, los más
o los menos
intentan suplir su cuota de rencor con el mundo
haciendo piruetas pedagógicas que lanzan a la educación
por un puente siniestro.

La historia nos absolverá porque fuimos idiotas,
no porque no tengamos esa parte de culpa.

Y entonces veremos acabar todo
como tantos otros
y no habrá consuelo porque todo estará hecho.

jueves, 15 de junio de 2017

De la obra "Arroz y tartana"

A través de los compañeros de Sollavientos me llegó este texto sacado de la obra de Blasco Ibáñez "Arroz y tartana".

No he podido reprimirme a colgarlo aquí y compartirlo con vosotros.


"Eran los sencillos aragoneses, golondrinas de invierno que, al caer las
primeras nieves que dejan el campo muerto y el hogar sin pan, levantan
el vuelo con su cargamento de lana, y desde el fondo de la provincia de
Teruel llegan, a Valencia, ofreciendo lo que la familia fabrica durante
el año. Eran los seres pacienzudos, honradotes y laboriosos a quienes la
insolencia valenciana designa con el apodo de churros, título entre
compasivo e infamante. Robustos, cargados de espalda, con la cabeza
inclinada como signo de perpetua esclavitud y miseria, vélaseles pasar
lentamente con su traje de paño burdo, estrecho pañizuelo arrollado a
las sienes, y entre éste y el abierto cuello de la camisa el rostro
rojizo, agrietado y lustroso, con espesas cejas y ojillos de inocente
malicia. Colgando de los brazos o en el fondo de dos bolsones de lienzo,
llevaban las medias de lana burda y asfixiante, los calcetines ásperos
que un puñal no podría atravesar. Es el capital de su familia; lo que la
mujer y las hijas han hecho unas veces al sol, guardando las ovejas, y
otras de noche, junto a los sarmientos humeantes de la cocina. En la
venta del burdo género están las patatas y el pan para todo el año; y
soñando con la inmensa felicidad de volver a casa con una docena de
duros, zapatos para las hijas y un refajo para la mujer, pasean tristes
y resignados por entre el gentío, lanzando a cada minuto su grito
melancólico como una queja: «¡Medias y calcetines...! ¡el mediero!».

martes, 13 de junio de 2017

El poder de Sumilleres y Barberos

Fuente: https://www.lacomarca.net/poder-sumilleres-barberos/
Por Beatriz Severino


‘El sumiller de Queipo de Llano. Un culebrón franquista’, de David Giménez, segundo título de Fragolino Ediciones.

No oculta su animadversión a los chefs de cocina. De hecho, es el motivo por el que se fijó en el sumiller de Queipo de Llano y no en el chef. «Lo paso mal cada vez que pongo la tele y los veo por todos los canales, aunque intenté centrarme en el de Queipo pero no pude, me ponía malo de verdad cada vez que me ponía escribir».
David Giménez Alonso es el autor de ‘El sumiller de Queipo de Llano. Un culebrón franquista’, una obra que el lector debe tomar entre manos con la mente, cuanto menos, abierta.
La de sumiller es la segunda profesión objeto de estudio de Giménez. La primera fue la de barbero y, en concreto se interesó por el de Hitler en el libro ‘Der Barbier von Hitler’.
«Me animaron a que hiciera algo más cercano y por eso opté por Queipo, y tenían razón porque en aquello del barbero salían cosas en alemán que ni yo mismo entendía», aclara ante un público que enseguida coge el gusto a las increíbles historias que cuenta.
‘El sumiller de Queipo de Llano’ se presentó hace unos día en Alcañiz, en Santos Ochoa, después de haber pasado por Los portadores de sueños de Zaragoza. «Es un libro piscinero», recalca de repente el autor natural de Remolinos.
Son 109 páginas divididas en 99 apartados que enganchan desde el primero. Entre fiestas en casa de los Franco, diálogos y saltos al presente, el libro tiene impregnado el sello de su autor de principio a fin y por eso mismo no cabe clasificación de género. Construye una historia, la de Queipo, muy recomendable para alimentar el espíritu de sátira social, crítica y rebosante de humor.
Pero si recomendable es el libro no menos lo son las presentaciones, el lugar donde se sincera y avanza el final de la trilogía que llegará con el libro ‘Angelina & me’ porque el escritor pensó que era buena idea cerrar con una actriz.
«Nos conocimos en Central Park y nos vamos a casar», dice serio. Solo él es capaz de aguantar el tipo en un momento en el que el público ya no sabe a qué atenerse y ceja en su esfuerzo en distinguir entre la realidad y la ficción.
El inicio de esta y de todas las historias están en Facebook. «En cuanto puse que me encontré a Angelina la gente me pedía que siguiera contando», ríe.

Autor, músico, editor…


David Giménez ha fijado su atención en estos personajes por una razón muy sencilla. «Mucho Hitler y mucho Queipo de Llano pero si al barbero o al sumiller se les hubiera ido la mano, ¿qué? Ellos tenían el verdadero poder», reflexiona. Edita con Fragolino Ediciones, un sello que comanda el alcañizano con raíces albalatinas, Sergio Grao Palos.
Para la firma es la segunda publicación y espera que no sea la última con él. «David empezó a publicar la historia de Queipo en Facebook y me reí tanto que aquí está y espero publicar también el final de su trilogía», cuenta. Grao se dedica a la edición como un complemento a su trabajo y sin prisas.
Fundó la editorial hace tres años publicando ‘Poesía líquida’, del hijarano Víctor Guíu, que también participa en las presentaciones de Giménez ya que guardan una estrecha relación desde el lado también de la edición. «David es una especie de mecenas para los poetas aragoneses que empiezan», dice Guíu con quien inició hace unos años Cordelería Ilustrada.
«Los libros cartoneros o os libros del Imperdible, además de teatro, son algunas de sus líneas además de que colabora con editoriales de Sudamérica», añade el hijarano.
Iniciativas como estas han pasado por lugares tan dispares como la cárcel de Zuera, hasta fundaciones dedicadas a la salud mental, pasando por colegios e institutos. Todo, sin obviar que le da a la música en Los 3 Norteamericanos. «No hay que perder de vista a David», avisa Guíu.

lunes, 12 de junio de 2017

Citas Jartillanas

"El nuevo circo ya no es el fútbol. Es la política y los medios.

El exceso de información tampoco existe; existe el exceso de la repetición hasta el hastío, el corta-pega y la falacia.

Mientras tanto, los dueños del mundo copulan con cabras sagradas en peligro de extinción mientras comen sesos de mono.

Y ríen, ríen hasta dislocarse sus maxilares..."


Ernesto Jartillo; Berlín, 2006

viernes, 9 de junio de 2017

Pedro Mata expone en Pati LLimona

Nuestro querido compañero de "La Europa del Aborigen" expone una interesante obra en Pati Llimona, Barcelona. Acercaos los que andéis por allí. Enhorabuena Pedrico.






jueves, 1 de junio de 2017

qué hacer

qué hacer
cuando uno ya no sabe ni si es de los suyos

cuando uno ya no sabe si los suyos son de él...
o de ninguno.

qué hacer cuando los cuarenta rondan hacia los tres dígitos.

hace calor

y la sombra la dan los árboles y sus ramas.

cuando la tenue luz de la luna nos asome a la fresca
descubrirás
que solo es un momento eterno
el que nos confunde

y allí veremos

allí veremos

las hordas viniéndonos a buscar
entre las armas donde espero,
mi pistola útil
la de las grandes ocasiones..

sábado, 13 de mayo de 2017

El sumiller de Queipo de Llano




(ya pues ir a comprarlo, co)


Decir que si no existiese David Giménez Alonso habría que inventarlo resultaría estúpido. Estúpido como decir que si no existiesen las páginas culturales de los grandes y pequeños medios no existiría la cultura. O que para ser ahora medio famoso aunque sea en tu pueblo tienes que tener tantos perfiles de páginas y redes de nombres impronunciables que da mucho por…  Quiero decir todo y no quiero decir nada.

David Giménez Alonso se maneja bien con su barca de versos por la ribera. Es su territorio natural. Ese y la nebulosa onírica que escribe, pace y piensa por las redes. Siempre hay que tener un ratico para echar un ojo, suavecito, por sus incorregibles textos lanzados al río.

David Giménez Alonso sabe muy bien tocar las maracas como Machín del siglo XXI que es. Y hay días que ese maraqueo bien sonante le lleva a cruzar el charco con un buen vino en sus manos, o echando un buen vino al parroquiano que lo ve y se pregunta: ¿de dónde habrá salido este tío?

A Andy Warhol seguro que algunos (no es mi caso) querrían inventarlo si no hubiese existido. Y si el Giménez hubiese nacido en Nueva York le daría sopas con honda al modorro del pelo blanco… ¿cómo te quedas?

Ser irreverente, gracioso y buena gente está al alcance de muy pocas personas. Que las cuatro perras que ganes, además, las reinviertas en amigos y conocidos para que tengan su pedacito de cielo en el Parnaso lo hace más único.

Cuando al Giménez le dio por escribir sobre el barbero de Hitler seguramente no sabía que alguno de sus lectores (o lectores secundarios, de los que retuitean o le dan al me gusta sin leer) no comprendería su cambio a los infiernos. En este país de verborrea rápida, cuando nos dan un arma somos de gatillo fácil. Cuando nos dan un ordenador (menos mal) se nos dispara la tecla.

Y en su repaso magistral por la historia contada por otros nos abre ahora la mente con un hombre olvidado que tenía muchas cosas que contar. Porque ser sumiller de Queipo de Llano no es cualquier cosa. Si el barbero de Hitler contaba con el pescuezo del genocida a su gusto, el sumiller tenía en su mano mandar al otro barrio a otro carnicero más famoso que, por su buen gusto con la patria, se entierra al lado de la Macarena como si aquí no pasase nada. Yo me imagino al general en la Ruanda de los años 90, y se hubiese puesto las botas. Y seguro que entonces también hubiese necesitado de algún sumiller.


En un país donde siempre se ha tomado a guasa casi todo, vivimos momentos duros donde lo políticamente correcto, por un lado; y lo casposamente correcto, por otro; nos llevan a algunos a llevarnos las manos a la cabeza constantemente. Y no, no todos somos nietos de salvadores de la patria de uno u otro bando, lo cual no quita para que la literatura, el humor y la sonrisa, nos hagan más libres…. Hasta que nos dejen.

martes, 9 de mayo de 2017

al poeta


(contra el hilo de su olvido; potente voz y tijeras de trapo)


“Al poeta rural, y esquivo,
y aunque oculto, ahí
(verso, pensamiento, vida, verso escrito.)

Olvídate zángano de mil “titulares”, sin sentido.

Entre todos los cruces de tus caminos = ventana abierta. Hola. Saludo.
Escuchando ríos y vientos= Y silencios sin encuentro.
Y encuentros de “blog”, abierto..

Lo cortante y aunque oculto dijo:
- siento os exhorto poetas de la medianía,
que viven, escriben y moran.

Anquilosados por fríos que no saben de fronteras, y calores de venas abiertas.
Y allí, si,  allí
Informo, predico, escribo.
“Blogueros” de los versos que beben del campo …

A vosotros.
que prendéis la mecha del verso suave que se sabe no leído.

A vosotros.
¿Si?. ¿Por qué?
¿Dónde estáis?.

Acaso os ocultáis debajo de una fría piedra,
apartada del camino.
….

Vestíos folklóricos imberbes.
¡¡¡ Vestíos!!!
¡Agradeced a la urbe el pan que os da!
(comed todos de él)
¡Agradeced a la urbe el papel escrito!
(la imprenta, el portátil, la salsa y el vino)
Y la tecnología, y la palabra.
¿De quién es la palabra?.


Agradeced a la Urbe, si,
Agradeced.

Y entonces dejad lo que estéis haciendo.
Escribid versículos trasnochados de “su” popular. Tenéis ese hueco.
Ahí os deja tierra yerma el Dios Cultureta,
Dominador, crítico, que nació desnudo, políticos, cencerros de oro…



Cazad el universo, Argonautas del futuro.

Gritad el verso.
Lanzadlo al aire con un pedaleo de tecla y clic.

Y aquel que escribe cemento.
Que predica lo bueno y lo malo,
que toma café en grandes avenidas.
Aquel que pinta en acero.
Y bebe las fuentes de lo extraño e inaudito.
Del correctismo-con-panfleto-y-Corte-de-chupatintas.
Aquel. Que escriba y  enrede…


Y desde aquí,  cuando abrimos infinitos. Alguien nos oye.

.